22.06.2020

Presentación de resultados tras el cierre de Nuevos Entramados en un Oeste Productivo



Con la presencia de autoridades y representantes de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), de la Facultad de Ingeniería (Fing) de la Universidad de la República (UdelaR), del Instituto de Promoción Económico Social del Uruguay (IPRU) y del Parque Tecnológico Industrial (PTI) del Cerro, se llevó a cabo el 18 de diciembre el evento de cierre del proyecto Nuevos Entramados en un Oeste Productivo. 

Esta instancia sirvió a modo de balance, tanto por parte de las autoridades de las instituciones que articularon para que el proyecto sea posible, como de los emprendedores, que convirtieron sus ideas en planes de negocios, y que hoy empiezan a ver a sus empresas dar sus primeros pasos en el mercado. 

Entre los principales rubros en los que se han enfocado los emprendimientos están los siguientes: carpintería de diseño, control biológico de cultivos, aguas electroactivadas para el agro, corte y confección de prendas e indumentaria, reciclaje de bolsas de nylon, juegos y recreación para niños y distintos proyectos vinculados a la gastronomía. 
 
El apoyo inicia en 2015 con un proyecto presentado por IPRU al llamado de Uruguay Más Cerca a instituciones para el desarrollo económico territorial. El objetivo fue el de apoyar las etapas de pre-incubación e incubación de emprendimientos y start-ups en el PTI.

Luego de esa experiencia, también se sumaron Fing y PTI a un llamado realizado entre OPP y la ANDE para el Fomento de la Competitividad Territorial (2016), buscando promover el desarrollo de nuevos emprendimientos y aumentar la productividad en los emprendimientos existentes en el Parque.

Y a medida que crecían los proyectos, se iba posicionando el PTI, no sólo como un referente productivo en el Municipio A de Montevideo, sino también como un instrumento de desarrollo e inclusión social, fuertemente vinculado a la transformación productiva. 

El presidente de la Comisión Administradora del Parque Tecnológico Industrial de Cerro (Capit), Guillermo Gonsalves, felicitó a todos los emprendedores por el camino recorrido y a todas las instituciones participantes del proyecto por su acompañamiento. Valoró el apoyo que se les dio a los empresarios en términos de capacitación, asistencia técnica y asesoramiento para elaboración de sus planes de negocios, entre otros temas. 

“El PTI debe ser entendido como instrumento de desarrollo para ayudar a transformar la realidad y la desigualdad del oeste de Montevideo. Aquí hay un gran potencial para el desarrollo de formación pero también en las dimensiones productiva, industrial, tecnológica, social, ambiental y cultural”.

En su opinión, el proyecto Nuevos Entramados en un Oeste Productivo ha servido para la construcción de confianza entre los diferentes actores involucrados. “Esa construcción de poder pensar colectivamente que las cosas se pueden transformar si hay una apuesta colectiva y sobre todo implementación en clave territorial”, aseguró. 

El presidente de ANDE, Martín Dibarboure, dijo que el evento sirvió como una especie de cierre administrativo del proyecto. Un proyecto que tuvo un inicio y un final, con una serie de hitos proyectados y alcanzados en tiempo y forma, pero, afirmó: “no hay por qué pensar que en el futuro no van a aparecer otros programas que lo tome en la fase en la  que está, que se enganche para la ejecución de nuevas actividades que mantengan vivo esto que se ha logrado. Se han mejorado las condiciones de trabajo y la competitividad de las empresas instaladas en el PTI, se ha promovido su desarrollo y se los ha asesorado y acompañado para que aumenten su productividad”.  

Santiago Soto, subdirector de OPP, destacó la articulación entre el equipo de Uruguay Más Cerca con ANDE, IPRU, la Fing y el PTI del Cerro. 

Y agregó: “Creo que este proyecto y este lugar hablan de una visión de país con futuro. Acá más que una herencia hay un legado. Un legado que hay que cuidar, preservar y seguir trabajando. Creo que instituciones como el PTI, como la Intendencia de Montevideo, como la sociedad civil organizada, y obviamente, el sector privado, están aportando mucho en términos de desarrollo. El camino del desarrollo es un camino de sofisticación, de complementación, de densificación del entramado institucional que hay en torno a la producción”, indicó.

Entre los principales desafíos por delante se destacan la atracción de nuevos emprendimientos al PTI, especialmente en el rubro de las TIC, la territorialización de las políticas públicas en clave de desarrollo y la consolidación del vínculo entre las instituciones participantes. 

Galería de imágenes