25.06.2020

Inauguración de nueva red de alumbrado en Curtina



El jueves 20 se inauguró la nueva red de alumbrado público con tecnología eficiente en la localidad de Curtina, en Tacuarembó, que se suma a otra de similares características en la localidad de Achar en el mismo departamento.

En base al acuerdo de transferencia de subsidios impulsado por la OPP y acordado con el Congreso de Intendentes, este tipo de acciones no sólo contribuyen a un mayor confort para los ciudadanos, sino también a una gestión económicamente más eficiente para las arcas del gobierno departamental y más amigable con el medio ambiente.

Este proyecto de Curtina se suma a otro similares características en la localidad de Achar, también en Tacuarembó.

El alumbrado público constituye un servicio esencial para la ciudadanía, con efectos bien conocidos a favor del turismo, el comercio nocturno, la reducción de la criminalidad y de la accidentalidad vial.

En línea con la política energética y el Plan Nacional de Eficiencia Energética, desde la OPP, en conjunto con el Ministerio de Industria, Energía y Minería, se han impulsado múltiples mecanismos para incentivar la eficiencia energética en los sistemas de alumbrado público a cargo de los gobiernos departamentales.

Entre dichos mecanismos se destaca el subsidio de alumbrado público.

Desde 2008, a través de la OPP, el gobierno nacional otorgó a las intendencias un subsidio al alumbrado público cuyo monto se viene incrementando significativamente año a año, a tal punto que en 2017 representó alrededor de 20 millones de dólares.

El objetivo del subsidio al alumbrado público es lograr para el fin del quinquenio la eliminación del mercurio; tener un parque eficiente, 100% medido y georreferenciado; y cuantificar el ahorro acumulado de energía y las emisiones de CO2 evitadas.

Según el informe “Alumbrado público en Uruguay. Evolución, estado de situación y perspectivas”, los avances a nivel país en la eliminación de luminarias de mercurio han sido sumamente significativos: si en 2005 ese tipo de luminaria representaba el 84%, en 2017 apenas llegaba al 13%. Esto permite considerar que se han realizado avances importantes hacia la meta prevista para el año 2020 de eliminar esta tecnología.